Destacamos
Noticias [+]
Está en: » » Historia

Historia y orígenes

La historia oral ha venido determinando que el origen del nombre se centra en los primeros asentamientos de vecinos con el apellido Gallardo como predominante. Otra teoría habla del capitán Gallardo, oficial que, procedente de Mesa Roldán, llegó a Los Gallardos y se instaló en la primera calle que se creó en el pueblo, con casas solariegas, en la calle Soriano.

El historiador Francisco Miguel Guerrero Montero, vecino de la localidad escribió la primera historia seria del pueblo bajo el epígrafe general de Los Gallardos, editado por el Instituto de Estudios Almerienses en 1995. Guerrero cita al heraldista García Garrafa y recoge textualmente: «Una real célula otorgada en 1576 por el rey Felipe II al capitán Francisco Gallardo, vecino de la ciudad de Vera, que sirvió contra las huestes moriscas de Granada». «De regreso a España», indica García, «dicho capitán volvió a luchar en Andalucía, y en 1571 prendió en la parte llamada Mesa Roldán (Carboneras) al capitán y caudillo Hernando Portocarrero. En los pueblos cercanos y limítrofes, el apellido Gallardo es considerable, incluso antes de constituirse núcleos de casas bajo el nombre de Los Gallardos.

El núcleo urbano se fue asentando en torno a un acontecimiento básico para la historia y antecedentes del municipio. Nos referimos al inicio de las explotaciones mineras en Sierra Almagrera a comienzos del siglo XIX y al descubrimiento de filones de plomo y de hierro en la sierra de Bédar. Todavía aparecen signos de la actividad minera entre los municipios de Bédar y Los Gallardos y fragmentos del cable aéreo desde el Pinar a Garrucha. Había un ferrocarril minero que unía Los Gallardos con Bédar y Garrucha. Restos del puente se pueden comprobar en la nacional 340 a la altura de la barriada de La Perulaca. En este puente aparecen pintadas tan significativas como «Franco, más agua». En los años sesenta, el general pernoctó en Huércal-Overa y se trasladó por carretera a Almería pasando por el término de Los Gallardos. La salida de cientos de personas aglutinó el grito de agua, agua.

Afortunadamente, la obra histórica se plasmó en los años ochenta con la construcción del pantano del Almanzora, aunque los vecinos de Los Gallardos no pudieron disfrutar de dicha obra, impulsada por la Administración, hasta los primeros años noventa. De todas formas, la agricultura ha sido de subsistencia históricamente. Los hombres trabajaban en las minas y las mujeres, ancianos y niños cuidaban la huerta para una producción de subsistencia y, en definitiva, de ayuda familiar.

En los años setenta, las mujeres se incorporan profesionalmente al mundo de la agricultura en la siembra y recogida de tomates, que puso en marcha la multinacional Pascual Hermanos de Águilas, y que tenía como encargado al vecino de Los Gallardos Francisco Crespo. Eran cientos de mujeres las que trabajan en el campo. Y aquí tuvo su máximo apogeo la polémica que aún perdura sobre las avionetas «espantanubes». Un asunto que científicamente parece cerrado, pero que desde Pulpi hasta Los Gallardos, pasando por el campo de Lorca, existe una notable creencia popular de que la lluvia no llega por intereses delas multinacionales agrícolas. Pese a la opinión de expertos universitarios, la polémica no está, ni mucho menos, zanjada.

La fábrica fue impulsada por los dos primeros alcaldes y por Martín Martínez y Francisco Alarcón. Este, abuelo de una amplia familia, pasó a la historia como el tío Molinero y la persona que llevó adelante el proyecto. Por el período franquista desfilaron un total de ocho alcaldes. El primero, Juan González Molina, y el último, y el alcalde que más tiempo ha desempeñado el cargo, Martín Ruiz Hernández, que estuvo desde 1963 hasta 1978 en que fue relevado por su primer teniente de alcalde, Pedro Haro Gómez. Agua, luz, alcantarillado, teléfono y colegios públicos en barriadas, así como asfalto de las calles principales se realizaron en dicha época franquista. El historiador Miguel Guerrero, en su libro, recoge que en 1977, antes de las elecciones democráticas, este periodista presentó un escrito en el Ayuntamiento solicitando que se colocara la bandera de Andalucía, en reconocimiento a la personalidad andaluza del pueblo.

El primer alcalde democrático fue Antonio García Molina, hermano de Francisco, que fue delegado de Cultura con UCD y la primera persona que tuvo estudios en los primeros años sesenta de Los Gallardos, maestro como nuestro primer alcalde y como sus padres. Una familia de maestros. A García Molina le sustituyeron democráticamente Emilio Ruiz; José Antonio García Crespo, Segundo Ramírez Pérez, y la actual Alcaldesa, María González Martínez. Estos cinco son los alcaldes democráticos de Los Gallardos.

© Ayuntamiento de Los Gallardos (CIF: P-0404800-E)
Calle/ Mayor, 65 - 04280 Los Gallardos (Almería)
Teléf.: 950.469.000 Fax: 950.398.006
[Level A conformance icon, W3C-WAI Web Content Accessibility Guidelines 1.0] [CSS válido!] [XHTML 1.0 válido]

Diputación Almería