COMUNICADO DEL ALCALDE

Vigente. Comunicado a la población del alcalde Cristóbal Rodríguez López

Comunicado a la población del alcalde Cristóbal Rodríguez López

Ante los hechos acontecidos, las noticias publicadas en prensa y los diferentes comunicados que se han recogido en redes sociales me veo en el deber de informar a la ciudadanía y puntualizar la información que en ellos aparecen.

Se trata de un tema muy delicado que no puede abordarse a la ligera. Es un tema que afecta a la totalidad de la población del municipio y por lo tanto cualquier decisión que se adopte debe tomarse mirando por el bien general.

Para empezar, quiero decir que el comunicado del Balneario no refleja la realidad de la forma en la que dice que se comunica con el Ayuntamiento. Hay que dejar claro que en las dependencias del Ayuntamiento no se ha dejado de trabajar en ningún momento, y que cada mañana dos personas cubren el servicio administrativo, para entre otros muchos menesteres, atender las llamadas, que suelen ser bastantes.

En segundo lugar,no es fiel a la realidad al decir que el Hotel llama a la Policía Local. Quien llama a la Policía Local es una limpiadora del Balneario para solicitarle servicio de apoyo ante la inminente llegada de un grupo de 70 personas procedentes de Cruz Roja Almería. ¿Es la forma correcta de ponerse en contacto para trasladar un tema tan sensible al ayuntamiento? En ningún momento es la dirección la que contacta con el alcalde. Es entonces la Policía Local la que se lo comenta a este alcalde, que de inmediato llama al móvil del Balneario para ver lo que ocurre, porque desconocía totalmente la noticia que me estaban dando. En esa llamada que hice yo desde mi móvil pude hablar directamente con el dueño del Balneario, el cual me manifiesta que no sabe muy bien ni quien viene, ni cómo. De hecho, él mismo me remite a que llame a la Subdelegación, a Cruz Roja o a la Junta “para que me digan exactamente”.

Es entonces cuando empiezo a hacer llamadas y averiguaciones de cómo venía ese grupo, en qué condiciones. Las llamadas no daban sus frutos, pues los teléfonos colgaban o estaban ocupados. Desde la Subdelegación no pudieron atenderme en un buen rato, por lo que ante la incertidumbre y la desesperación en el que me encontré tomé la decisión de emitir el primer comunicado para empezar a informar a la población.

Este alcalde aún no entiende cómo en el momento en que se toma esa decisión, no se hace una llamada al alcalde por parte de las autoridades superiores, Subdelegación o Junta de Andalucía. Y tampoco es comprensible que el Balneario no llamara a mi móvil la misma tarde del martes cuando recibieron el encargo, y esperara a la mañana siguiente para llamar al teléfono del mostrador. Permítanme ustedes, pero ante una situación de alarma nacional en la que estamos, no comprendo dichas actitudes.

A todo lo expuesto quiero puntualizar expresamente, que esto, lo puedo demostrar a quien quiera verlo,ya que el registro de llamadas certifica las secuencias de los hechos.

Tras poder hablar con Subdelegación, y transmitiendo las características demográficas del municipio, pues más de un tercio de la población es mayor de 65 años, contando además que Alhama tiene dos Residencias de Mayores y más de 600 usuarios dependientes de ayuda a domicilio, desde Subdelegación me transmiten tranquilidad porque van a valorar otras posibilidades alternativas.

A esto también tengo que añadir que el comunicado miente, pues ni el presidente de Cruz Roja ni el Subdelegado pudieron certificarme que el grupo venía libre de riesgo, sino que venían para hacer cuarentena, pues habían estado en contacto con personas que ya eran positivos confirmados.

 

¿Es una acción responsable traer a un grupo de riesgo a un municipio que por el momento no tiene ningún caso de infección de COVID19?

¿Es una acción responsable llevar a un grupo de riesgo a un pueblo humilde de 3700 habitantes donde, de alguna forma u otra, muchas personas se cruzan cada día para trabajar en la asistencia a domicilio o a las dos residencias?

A mi entender la respuesta es no. Y que nadie me malinterprete como se está haciendo por parte de algunas personas, entendiendo por mi parte como grupo de riesgo, el que sea, independientemente de su procedencia.

Los mayores están siendo el eslabón más débil de la cadena y sobre ellos está recayendo el golpe más duro de esta pandemia. Lo estamos viendo a diario. Ya asumimos, como muchas otras ciudades, las personas que cada día tienen que salir fuera a trabajar, y hasta ahora todo ha marchado bien. Los Alhameños están siendo muy responsables en su trabajo y en su casa, y están cumpliendo a rajatabla con las indicaciones que a diario se dan en todos los medios. Un contagio nunca lo podremos evitar, pero si podrá ser localizado y controlado de forma que las autoridades sanitarias puedan hacer frente de la manera más eficaz posible. Estamos viendo a nuestros sanitarios exhaustos y expuestos hasta el máximo, porque hasta para ellos están faltando los test y los medios de protección. Ahora es el momento de sumar y no de restar.

Y esa reflexión es la que le transmití a la Subdelegación, punto en el cual tengo que añadir y agradecer el apoyo en la gestión de Ana Pascual, concejala del Partido Socialista, a la que llamé ante este hecho, y que personada en el Ayuntamiento proporcionó fluidez a estas conversaciones.

De hecho hubo un segundo comunicado minutos después informando que se estaba hablando con la Subdelegación para valorar otra opción. Cosa que finalmente así fue.

He de decir que ambos comunicados fueron borrados, no por decisión propia, sino por la petición expresa de autoridades superiores que me pidieron que lo hiciera, y así se hizo. De igual forma y con esa misma lealtad no quise dar detalles ante las preguntas de varios medios de comunicación que ayer publicaron la noticia.

Las cosas no se pueden hacer a la ligera ni con ocultismo. Estos asuntos hay que tratarlos con detenimiento, con conocimiento, sabiendo con tiempo qué medidas hay que adoptar y con buen entendimiento. Y el alcalde del pueblo no puede ser el último en enterarse. Me caracterizo precisamente por ayudar a quien lo necesita, y desde hace ya varios años vengo apostando por un presupuesto social que preste, no solo servicio a la ciudadanía en general, sino a los que más lo necesitan en particular.

En estos tiempos de dificultades les aseguro que se sufren muchas situaciones, pero que tirar balones fuera y buscar chivos expiatorios detrás de una máscara de solidaridad no lleva a ninguna parte, sino a hacer daño a quien menos lo merece.

Por eso quiero terminar este escrito apelando a que todas las partes hagan un examen de conciencia honesto, y asuman la responsabilidad que les toca. La mía, con este comunicado, la asumo plenamente, quedando como siempre a disposición de quien me necesite.

Cristóbal Rodríguez López

Alcalde de Alhama de Almería

 

AnexosTamaño
Comunicado del alcalde Cristóbal Rodríguez López.pdf92 KB